PINTURA

Para mi pintar es una liberación. No intento hacerlo ni bien ni mal. No pienso mientras pinto, solo pinto y eso me lleva a hacer cosas absolutamente inesperadas para mi. Pinto tan solo por el placer de pintar. Si lo pienso me doy cuenta de que siempre me ha apasionado la pintura y son muchos los pintores que me tocan profundamente, desde Joan Ponç a Rothko, pasando por Cezzane, Rembrandt, Turner, Basquiat, Pollock , Joan Miro o mi adorado Picasso entre muchísimos mas. Siento algo especial cuando veo una pintura que me conmueve y supongo que cuando pinto busco conmoverme igual o incluso mas. La textura, el olor, el silencio o la soledad son ingredientes que me atrapan y de alguna manera me embrujan. Lamentablemente no pinto todo lo que me gustaría, porque no tengo tiempo ni el lugar adecuado, pero no tengo ninguna duda de que es una disciplina que me acompañara a lo largo de mi vida.